Guía de alimentación para conejos y cobayas

¿Sabías que una dieta incorrecta es la principal causa de enfermedad en conejos y cobayas? ¿Conoces cuál es la vitamina que no son capaces de sintetizar las cobayas y que nunca debe faltar en su dieta?. 

A continuación os hablaremos en profundidad sobre cómo alimentar a estas dos especies, que a pesar de pertenecer a familias distintas, comparten una dieta muy similar salvo algunas excepciones en el caso de las cobayas que comentaremos al final de este post.
CONEJO NOVOPET
El heno
Es la base de la dieta (70%) y debe estar siempre a disposición de nuestro compañero. Si cumplimos esto evitaremos multitud de problemas de salud. 

El aparato digestivo de conejos y cobayas necesita un gran aporte de fibra y escaso de hidratos de carbono. 

Cuando esto no se cumple, pueden proliferar bacterias que fermenten el alimento y se origine un cólico, enfermedad muy frecuente y que a veces puede llegar a causar la muerte. Por otro lado, los dientes son de crecimiento continuo y necesitan el aporte de fibras largas que permitan el correcto desgaste. Desgraciadamente es frecuente ver animales con verdaderos problemas de boca como infecciones y picos en sus muelas porque no comen la suficiente cantidad de heno.

¿Qué variedad de heno debo darle?

Como habrás podido comprobar existen múltiples variedades de heno ¿Sabrías elegir la más adecuada? No te agobies, te vamos a contar las claves de cada uno para que puedas elegir el mejor en cada momento.

- HENOS DE GRAMÍNEAS. Son los más utilizados, solemos encontrarlos de festuca, avena o Timothy, los más recomendables para conejos adultos.

- HENOS DE LEGUMINOSAS. El de alfalfa es el más utilizado, tiene un mayor contenido en calcio y proteína, por lo que lo reservaremos para animales en crecimiento y conejas gestantes. Es frecuente utilizarlo en animales convalecientes por su mayor aceptación y contenido energético. En animales sanos adultos podemos ofrecerlo una vez por semana.

Cabe decir que no sólo basta con proporcionar heno a tu mascota, sino que además debemos asegurarnos de que lo comen. 
¿Pero qué cantidad debe comer diariamente? De manera aproximada, puedes estimar un volumen de heno similar al tamaño de tu animal por día. Si tu conejo no come lo suficiente, se debe reeducar con ayuda de tu veterinario, que revisará al animal y llevará un riguroso control de peso. 

Algunos consejos son reducir la cantidad de pienso, proporcionar heno de diferentes sabores (gramíneas mezcladas con flores, diente de león, zanahoria, caléndula...), la alfalfa por lo general es bien aceptada y puede ayudarnos a introducir el heno en animales que lo rechazan. Cuando vayamos a comprar heno debemos elegir uno sin polvo y no excesivamente seco. Lo ideal es que el heno se encuentre fresco, limpio, en gran cantidad y de muy fácil acceso, desaconsejamos en estos casos el uso de artículos para colgar el heno o colocarlo en la pared de la jaula. A su vez, resultan menos apetecibles los henos que se comercializan prensados.
Verduras, hojas y hierbas frescas
El alimento fresco debe constituir el 20% de la dieta, y dentro de este las hojas son las que cobran mayor importancia. 

Hojas de zanahoria, endivia, acelga, espinaca, distintos tipo de lechuga, canónigos, rúcula, apio, perejil, col, escarola, coliflor, nabo, remolacha, alcachofa... por lo general escogeremos las hojas de colores más oscuros, pues aportarán un mayor nivel de nutrientes.

La introducción debe ser gradual y los alimentos variados, para no causar problemas digestivos como la diarrea.

Al contrario de la famosa imagen del conejo y la zanahoria, las hortalizas deben proporcionarse en cantidades moderadas.

Siempre lavaremos las verduras antes de ofrecerlas, y si están refrigeradas deben dejarse atemperar. Podemos ofrecerlas en una única ración diaria o en dos, con cuidado que no se estropeen si no se ingieren en las primeras horas.

También podemos recolectar hierbas silvestres como el trébol, diente de león, ortiga, hierbabuena, orégano, menta... siempre de lugares alejados de carreteras y fábricas.

Algunas verduras tienen niveles altos de oxalatos que en exceso podrían dar problemas urinarios, por esta razón deben administrarse con moderación la acelga, espinaca, hojas de remolacha y rábano. 

La fruta puede ofrecerse en pequeños trocitos de forma ocasional, por lo general tiene unos niveles altos de azúcar. La papaya y la piña (siempre natural) son las más recomendadas por sus propiedades beneficiosas frente a las bolas de pelo. 

Los siguientes vegetales son considerados prohibidos por sus efectos contraproducentes o tóxicos: patata, ajo, cebolla, puerro, aguacate, hoja del tomate.

Pienso comercial
Supone el 10 % restante de la dieta. Se trata de un suplemento y no de un alimento esencial, por lo que debemos restringir su aporte para asegurar el consumo de heno y prevenir la obesidad. En el mercado existen multitud de formulaciones no todas ellas adecuadas. Lo ideal es un pienso granulado sin cereales ni semillas añadidas (http://www.novopet.com/alimento-premium-conejos-gran-2-kg-info.jsp). 

A su vez encontramos distintas variedades en función de la etapa de vida: junior (hasta los 6 meses), adulto y senior (a partir de los 7 años). Las diferencias son mínimas, siendo el aporte de proteína y grasa algo superior para animales en crecimiento.

Por lo general es la comida preferida por nuestras mascotas, por lo que ahí reside la importancia de racionarlo. Ofreceremos 1- 2 puñados de pienso al día por animal, siempre en función de su tamaño y condición corporal. En gazapos menores de 5 meses es aconsejable administrar cantidades mayores que aseguren un buen aporte energético.

Complementos
Existen premios comerciales para roedores y conejos como delicias frutos para conejos y cobayas, drops, bocados y caprichos que deben proporcionarse de forma ocasional. 

Los cereales (incluido pan y galletas), aunque les gustan mucho, no son aconsejables. No es cierto que el pan duro ayuda a los conejos a gastar los dientes, sólo un diente es lo bastante duro como para desgastar a otro diente. Además provoca obesidad y puede causar fermentaciones graves en su aparato digestivo. 

Las piedras de calcio pueden proporcionarse como entretenimiento, pero siempre vigilando que su consumo sea muy lento, pues de forma contraria podrían suponer un aporte muy elevado de calcio que desencadene problemas urinarios. 

Agua
Agua fresca y siempre a disposición. Por lo general resulta más cómodo e higiénico el uso de bebederos tipo biberón.


Particularidades de la dieta de cobayas
La dieta de este roedor es muy similar a la del conejo con una salvedad, y es que las cobayas no fabrican vitamina C, así que toda la que necesitan se les ha de aportar de forma externa. 

La vitamina C se encuentra en frutas y verduras frescas (cítricos, kiwi, fresa, perejil, hojas de col...). Los piensos comerciales  están enriquecidos con vitamina C, pero dado que esta vitamina es muy sensible y se degrada rápidamente al contacto con la luz y el oxígeno, no debes olvidar ofrecer a diario los vegetales ricos en esta vitamina.

Por último hay que tener en cuenta que las cobayas tienden a ser muy golosas y a tener sobrepeso por lo que debes prestar especial atención desde que finalizan su crecimiento a los 6 meses de edad.

DISTRI-PROAN, S.L. C/ Morse, 38. 28906 Getafe [Madrid] | Teléfono: 34 91 696 47 00 | Fax: 34 91 696 63 09 

Horario: Lunes a Jueves de 7:00-18:00h, Viernes de 7:30-15:00h    

E-mail: novopet@novopet.com


Acceso tablets

Guía de alimentación para conejos y cobayas
^